EL AMOR EN LA PAREJA

Cuando les pregunto a algunas parejas en terapia, cómo y cuándo experimentan y expresan el Amor en su relación, se quedan bloqueados/as. Tienen más localizadas las faltas de Amor, que el Amor en sí, y es que todos/as hacemos lo que podemos, con los que nos han enseñado y hemos recibido. A veces, vamos a ciegas sin ser conscientes de cómo pedir y comunicar mi afecto hacia el otro/a.

 

Para Marsall Rosenberg el creador de la Comunicación no Violenta, el AMOR es toda energía que está al servicio de la vida. Quiere decir el AMOR es toda intención, gesto, acción que nutre, suma, aporta y enriquece la vida propia y de los demás.

Desde la Comunicación No Violenta expresamos AMOR cuando comunicamos lo que está vivo en nosotros, es decir cuando expresamos de forma clara y honesta nuestros sentimientos y necesidades. Esto que parece fácil, no lo es en absoluto, ya que no nos han enseñado a responsabilizarnos de nuestros sentimientos y a ser consciente de lo que necesitamos, más bien, reprochamos, nos alejamos y atacamos al otro/a de lo que sentimos.

Cuando nos hacemos cargo de nosotros/as mismos/a y comunicamos de forma clara y honesta nuestro sentir, se abre un espacio de conexión y confianza dónde surge de manera natural la cercanía y las ganas de contribuir al bienestar del otro, y por tanto el AMOR.

 

EL AMOR ES LA SATISFACCIÓN QUE EXPERIMENTAMOS CUANDO A TRAVÉS DE NUESTRAS ACCIONES CONTRIBUYO A ENRIQUECER MI VIDA Y LA DE MI PAREJA.

 

En la CNV el Amor es a la vez una necesidad y un sentimiento. Primero, voy hablar del Amor como necesidad. El Amor es una necesidad básica universal, es decir, del mismo modo que necesitamos el agua para hidratarnos y la comida para nutrirnos. Los seres humando tenemos necesidades emocionales, como la escucha, la comprensión, la libertad, la autonomía, la consideración, etc.… que cuando hay ausencia nos crea malestar. El AMOR forma parte de está lista, todas/os necesitamos Amar y ser Amados/as Pero, ¿cómo cubrimos o materializamos esta necesidad? ¿Cómo la experimentamos? ¿Cómo la podemos vivir en nuestra vida? La materializamos a través de nuestras acciones.

 

MATERIALIZAMOS NUESTRA NECESIDAD DE AMOR POR MEDIO DE NUESTRAS ACCIONES

 

Hay mil formas, o mil acciones que llenan la jarra de mi necesidad Amor, ¿cómo contribuyo a enriquecer o mejorar mi vida? ¿y la de mi pareja? ¿y la de mis amigos? ¿qué acciones hacen o dicen los demás que me hacen sentir amado/a?

Son en estas acciones donde entramos en conflictos, cada una/o tiene una forma de satisfacer la necesidad de AMOR y a veces no coincidimos. Ser consciente de cómo nos llega el Amor y cómo le llega a mi pareja, nos puede ayudar a cuidar el vínculo amoroso.

Gary Chapman describe 5 formas de expresar el Amor, aunque hay mil acciones que pueden cuidar de esta poderosa necesidad y como la expreso yo no tiene que coincidir en cómo la expresa mi pareja. Estas 5 formas son:

  • Palabras de afirmación: Expresiones verbales como te quiero, te valoro, son una forma de expresión de Amor. También es importante expresar el reconocimiento de cómo las acciones de nuestra pareja contribuyen a nuestro bienestar. Por ejemplo, siento bienestar y amor cuando me ayudas con este trabajo porque mi necesidad de apoyo está satisfecha. Es importante saber transmitir al otro como sus acciones tienen una repercusión positiva en nuestra vida.
  • Tiempo de calidad: Tener presencia, el disfrute de estar con la otra persona de escuchar y ser escuchados, sin distracciones. Conectar con los sentimientos y las necesidades de otro y compartirlos, ya sea en una cena romántica o en el salón de casa.
  • Dar regalos: Los detalles, ya sea comprados o hechos a manos. Una nota, algo inesperado que exprese que esa persona está presente, y la valoramos. Detrás de un detalle, hay un esfuerzo, un tiempo invertido que tiene como recompensa la sonrisa y alegría del otro/a.
  • Actos de servicio: Hacer la comida, arreglar algo, hacer favores, con una sonrisa en la cara, sin obligación, sin esperar nada a cambio, solo por contribuir a bienestar del otro/a, es una manera de expresar el Amor.
  • Contacto físico: Los abrazos, lo besos, las caricias, los masajes, tener relaciones sexuales es la forma más simple de expresión del Amor. El simple gesto de un abrazo, con presencia y cariño va desencadenar la presencia de oxitocina que es la hormona que nos genera sentimientos de Amor, afecto y bienestar.

 

pareja-jove-en-sintonia

 

Por otro lado, el Amor como sentimiento. El Amor es un sentimiento vivo que va cambiando a lo largo de nuestra relación. Se ve influido tanto por los factores externos como personales. El estrés, el nacimiento de los hijos, las faltas de acuerdos, los estilos de personalidad, la incompatibilidad en el ocio, por ejemplo, hacen que nuestros sentimientos de Amor cambien e incluso desaparezcan. Su presencia o su ausencia, es un termómetro de cómo, a nivel general, yo valoro el nivel de satisfacción de mis necesidades emocionales dentro del vínculo.

A la falta de Amor se llega por diferentes caminos, y es importante valorar que factores han deteriorado la relación. A veces, los estilos personalidad, nuestra manera de ver el mundo son tan diferentes que se necesita un esfuerzo enorme para generar espacios de conexión y cercanía. Otras veces, la falta de comunicación o la forma que tenemos de expresar los sentimientos difíciles o deseos nos llevan a una lucha constante. Y en otras ocasiones, simplemente las crisis de vida, hijos, pandemia, cambios de ciudad, provocan cambios en nuestros sentimientos.

Lo que es seguro, es que el Amor, es un sentimiento que no se mantiene en el tiempo por inercia. Es una elección que tomo cada día, y que requiere esfuerzo, escucha, presencia y mucha generosidad. Tener una buena vida de pareja, es uno de los deseos más anhelados y difíciles de conseguir…y empieza a construirse desde la reflexión: ¿qué hago yo para enriquecer mi vida y la de mi pareja?

 

¿QUÉ HAGO YO PARA ENRIQUECER MI VIDA Y LA DE MI PAREJA?

Scroll to Top