Esta soy Yo

laura-soy-yo

Me licencié en psicología por la Universidad de Almería en el año 2003, allí me forme en Terapias de tercera generación.

  • Máster en Psicología Clínica y de la Salud en infancia y adolescencia. Grupo Nexo (Madrid)
  • Máster en intervención en Trastornos en la Infancia y Adolescencia. Universidad de Almería.
  • Técnico Superior de Coaching. Universidad de Amería.
  • Mindfulness y Aprendizaje cooperativo. Universidad de Almería.
  • Formación en Terapia Gestalt. Elche
  • Mediación y Resolución de Conflictos. Instituto de Comunicación no Violenta. Madrid.
  • Coaching y CNV. Instituto de Comunicación no Violenta. Madrid.
  • Educar sin premios ni castigos. CNV. Instituto de Comunicación no Violenta. Madrid

Enfoque

Somos seres sociales, usamos el lenguaje porque existe el otro. Nuestro bienestar y armonía dependen en gran parte de cómo utilizamos este lenguaje, y por tanto, en cómo nos relacionamos con el otro y con nosotros mismos/as.

La comunicación es el proceso que se da en el espacio entre TÚ Y YO, en la RELACIÓN. Es aquí, en la relación, dónde nacen sentimientos poderosos como el AMOR y tienen lugar los CONFLICTOS, fuentes de sufrimiento, pero también de transformación.

Acerca de mí

Curiosa y apasionada de las relaciones humanas. Psicóloga, y mediadora. En continua formación y revisión. Acompaño en conflictos para llegar a un espacio de conexión dentro de la RELACIÓN.

Promuevo el autocuidado, la consciencia corporal, y el desarrollo de estrategias que cuidan de nuestras necesidades básicas sin hacerlas depender del otro, porque creo que es el camino que lleva a la libertad personal y a las relaciones sin dependencia.
Escucho despacio, mi intención y mi atención está en crear un espacio seguro de conexión y acompañamiento emocional.

Un poquito más personal...

Me apasiona el teatro y el clown porque me obliga a salir de mi zona de confort y enfrentar la incertidumbre del no saber. Me gusta contar cuentos que encierran un mensaje de vida. Respirar y estar en conexión conmigo misma, prestarme atención consciente a través del yoga y la meditación.

Crear redes de apoyo y conexión con otras personas para hacer más llevadera la maternidad y porque simplemente todos los necesitamos.

Terapia de aceptación y compromiso

¿Qué es la terapia de aceptación y compromiso?
La terapia de aceptación y compromiso es un tipo de psicoterapia que se engloba dentro de las denominadas terapias de tercera generación, un tipo de terapias que se desarrollaron en Estados Unidos durante los años 80 y 90, y que presentan diferencias con respecto a las terapias de primera y segunda generación.

Las terapias de primera y segunda generación se centran en la causa del malestar, de manera que su objetivo es eliminar los síntomas psicológicos que generan este malestar. Entonces, para conseguir debilitar el trastorno, este tipo de terapias proponen que la persona adopte otras maneras de pensar, así como nuevos hábitos.

En cambio, las terapias de tercera generación no centran su objetivo en hacer desaparecer los síntomas del malestar, sino que intentan limitar la influencia negativa que el trastorno tiene en la persona, para que aprenda a convivir con el malestar. En este sentido, estas terapias buscan la aceptación con el objetivo de reorientar la vida del paciente para que encuentre el bienestar. En ningún caso, no se trata de evitar aquello que causa sufrimiento, sino de aceptar la experiencia mental y psicológica para reducir la intensidad de los síntomas.

Se trata de una terapia alternativa a la psicología tradicional, que está respaldada científicamente, y que trabaja con distintos métodos como ejercicios experimentales, técnicas mindfulness y trabajo con valores personales, entre otros.

La ACT, hasta cierto punto, desafía las maneras tradicionales de percibir y abordar los problemas psicológicos. Muestra de ello es la perspectiva poco convencional que se debe tener en cuenta:

  1. El dolor psicológico es normal, son procesos congruentes con la realidad y todos los humanos lo viven.
  2. Nadie puede librarse del dolor psicológico, pero si puedes hacer algo para que no te afecte al grado de que no te permita lograr tus propósitos en la vida.
  3. Sufrimiento y dolor son cosas muy diferentes.
  4. No debes creer que el sufrimiento y tú son lo mismo o que es parte de ti vivir sufriendo
  5. Paradójicamente aceptar el dolor es un gran paso para alejarte del sufrimiento;
  6. Para vivir una vida valiosa tendrás que aprender que no todo lo que se deriva de tu actividad cognitiva es verdad
  7. Admitir que lo que habías hecho hasta ahora, como solución, te ha servido de nada para cambiar la situación y abrir tu mente a aceptar ayuda de un  xperto en la materia en cuestión. Todo lo anterior gira “en torno a una preocupación central: la flexibilidad psicológica” (Hayes, Strosahl, Wilson, 2014, p. 14).

Conóceme mejor en este vídeo de 1 minuto.

Captura de Pantalla 2022-09-12 a las 14.14.24
Ir arriba