Relaciones de Pareja

Las relaciones personales son sin duda una fuente inagotable de sentimientos encontrados. El amor es un sentimiento poderoso que nos da vida y nos impulsa a crecer.

Sin embargo, este sentimiento a veces no es suficiente para que la pareja sea feliz. Hay obstáculos que son insalvables, como la elección por parte de uno de los miembros de no ser padre, cuando el otro si quiere serlo, o de vivir en otra ciudad. Otras veces, ese sentimiento va cambiando a lo largo de los años, desgastándose si no lo cuidamos, por acontecimientos externos, como la crianza de los hijos, el estrés laboral, el cansancio, la falta de tiempo.

Las creencias que se tiene de cómo debería ser una pareja, las expectativas que se vuelcan en el otro/a, la manera que tenemos de gestionar nuestros sentimientos difíciles, como la frustración, la inseguridad y la rabia, son otros factores que van a influir en la estabilidad del vínculo afectivo.

Son muchas las olas y mareas con las que se enfrenta las parejas en su navegar por sus relaciones, y no es de extrañar que muchas veces abandonemos el barco cuando bajo una tormenta, no nos ponemos de acuerdo en cómo llevar el timón.

pareja-discute

-

Sin embargo, hay actitudes que van a favorecer o no a nuestra vida sentimental:

pareja-adulta-feliz

Mi pareja no es responsable de mi felicidad. Esperar que el otro/a haga o deje de hacer lo que para mí es importante, se convierte en una fuente de exigencia y culpabilidad que sólo genera tensión y alejamiento.

El otro/la otra no es la causa de mi malestar. Puede ser el estímulo que genera mis emociones, pero no la causa. La causa tiene el origen en nuestras necesidades no cubiertas, en nuestros valores.

Por ejemplo, si llego por la noche de trabajar, y mi pareja no ha recogido la cocina (que era su tarea), mis sentimientos pueden ser rabia, frustración y mis necesidades no satisfechas sería cooperación, descanso, confianza.

-

Cuando yo me expreso desde mis necesidades, se reduce el ataque hacia el otro, y es más probable que el mensaje le llegue a mi pareja y pueda generar un cambio.

Decir que no, o poner límites en las relaciones, es cuidar el vínculo. Ser honestos/as en nuestras relaciones y expresar límites, es una forma de generar confianza y libertad. Los NOES no dichos se convierten en bombas que pueden explotar en cualquier momento o que nos alejan del otro/a.

Genera tu espacio individual, nútrete de tus amistades, de tu trabajo, de tu ocio, el deporte. Busca tu felicidad para llevarla a tu vínculo y compartirla.
Aprende a identificar tus necesidades y expresar tus sentimientos con honestidad y tranquilidad.

Ve a tu espacio interior si tus sentimientos de rabia son muy fuertes. Escúchalos y espera a qué pasen. Más tarde podrás expresarlos de forma más tranquila.

Sal de la rutina, comparte planes y proyectos, con tu pareja o individualmente.

pareja-jove-en-sintonia

Como ves, hay muchas actitudes que podemos trabajar para ser una buena pareja y para probabilizar un vínculo afectivo saludable.

-

¿Has estado alguna vez charlando con un psicólogo?

Dudas frecuentes:

Contacto

Encuentra tu momento para cuidarte. Llámame.
C/ General Tamayo, nº1, 2ª planta, Almería
Tel: 692 68 79 54
info@laurabautista.es
Ir arriba